domingo, 13 de mayo de 2012

Así es como todo empezó...

Hola a tod@s,

Me llamo Jenny y quiero daros la bienvenida a "Crafteando, que es gerundio", un blog sobre manualidades con el que busco transmitir mis experiencias como novicia que soy y echar una mano a aquellas personas que, como yo, se están iniciando en este apasionante mundillo.

Creo que es de justicia que en mi primer post escriba sobre cómo me volví a meter en el mundo de las crafts siendo adulta y de cuál fue mi primera "obra de arte". Tal y como comento en la sección Sobre mí, siendo pequeña aprendí punto de cruz y a tejer con punto bobo pero, a parte de los proyectos artísticos de la escuela, mi experiencia en elaboración manual se quedó ahí.

Cuando mi hermana se quedó embarazada y supe que sería tía, me entraron ganas de reprender el tricot para, así, poderle hacer la ropita a mi futuro sobrino.

Me apunté a un curso de tricot para principiantes organizado por Duduá, donde en la primera clase aprendí a montar puntos, tejer del derecho, del revés y en canalé. Tras un par de días practicando lo que aprendí durante la lección, anduve por la web para encontrar algún proyecto fácil y, en la página Guía para tejer bien, encontré este maravilloso tutorial para hacer un gorro con agujas circulares. Era la primera vez que oía hablar de este tipo de agujas, pero el vídeo era tan claro y estaba todo tan bien explicado, que me pareció muy sencillo y me lancé a probarlo (eso sí, con una lana sintética bastante fea. No quería arriesgarme a estropear una de buena calidad).

Me compré las agujas circulares intercambiables de Knit Pro y otras de dos puntas, y me puse a trabajar. Para la siguiente clase de tricot ya tenía mi proyecto así de avanzado:

yo con mi primer gorro
La verdad es que es súper fácil y muy rápido de hacer, así que os animo a probarlo. Sólo hubo un momento en que me equivoqué, y es que cuando substituí las agujas circulares por las de dos puntas, empecé a tejer en dirección contraria y, en vez de punto jersey, empezó a aparecer punto bobo. Por suerte Claudia, la profesora, me solucionó el problema (deshaciéndolo y volviendo a colocar las agujas), y pude continuar sin más percances.

Cuando ya lo tuve terminado, me hice otro gorro igual con una lana más bonita y ahora me estoy haciendo los guantes a juego con este otro tutorial de Very Pink Knits.

Al acabar el curso, Claudia nos dio un cuadernito con otros patrones fáciles para hacer con tricot y ya tengo hechos un turbante y un par de cuellos, ¡y hasta estoy haciendo jerséis! (pero de este tema ya hablaré más adelante).

Como veis, teniendo los conocimientos básicos ya se pueden hacer proyectos en tricot que no sean la clásica bufanda, así que os invito a explorar la web y a arriesgar un poquito, que la recompensa es grande.

¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! /Thank you for your comments!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...